Guatemalteca recibe amparo migratorio para permanecer en EEUU y recibir el tratamiento

Isabel Bueso, una residente de California que padece mucopolisacaridosis, luchaba desde agosto contra una orden de deportación que la habría enviado a su natal Guatemala, donde los doctores la deshauciaron desde que era una niña debido a su enfermedad.

“Si bien los últimos meses han sido agotadores para mí y toda mi familia, también ha sido increíble recibir tantas muestras de amor y apoyo de personas en todo el país. Estamos aliviados -de manera temporal- por haber recibido una extensión de mi acción diferida”, dijo la inmigrante a través de un comunicado.

Bueso ha vivido de manera legal en Estados Unidos los últimos 16 años, pero el gobierno federal le había dado 33 días para abandonar el país, una decisión que no solo puso en peligro su vida, sino la de cientos de niños y adultos con condiciones médicas graves que estaban amparados de la deportación.

El pasado viernes Isabel recibió una nueva misiva de USCIS, pero en esta ocasión el contenido la llenó de alegría: la agencia le informaba que su acción diferida había sido extendida por dos años, lo que le permitirá, al menos de manera temporal, seguir recibiendo el tratamiento que la mantiene con vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Translate »